Newsletter
Newsletter

Qué es el modo supervivencia y 7 herramientas para volver a tomar el control

Cuando sentimos que el agua nos llega hasta el cuello, es momento de frenar y preguntarnos qué está pasando. Te compartimos 12 herramientas para volver a tomar el control de tu día a día.


Modo supervivencia: 12 herramientas para volver a tomar el control.

Modo supervivencia: 12 herramientas para volver a tomar el control. - Créditos: Getty.



Diciembre tiene todos los elementos para que nosotros, en el día a día, sintamos que estamos en piloto automático. Resolver lo del día, sin pensar demasiado en lo que va a suceder con nuestra agenda y casi sin notar que las horas pasan y nuestra lista de "cosas para hacer" sigue larguísima. Llamado "modo supervivencia", básicamente se trata de la sensanción de que apenas logramos atravesar el día, sin la posibilidad de mirar hacia adelante... aun cuando nos refiramos al futuro cercano.

Mientras que ya te compartimos algunas herramientas para identificar si estás en modo supervivencia, una vez que lo haces: ¿cómo podés salir de eso y volver a retomar el control de tu vida?

  1. 1

    Una vez que hiciste el autoexamen conciente de qué te está pasando, es fundamental no caer en la negación, sino reconocerlo. Es súper importante entender que vivir así no es saludable, que tiene un impacto real en nosotros y en nuestras relaciones (con nuestra familia, con los amigos, con la pareja, con el trabajo) y -sobre todo- que salir de él no va a ser algo que suceda de un día al otro, sino un proceso.

  2. 2

    Hablá abiertamente de tus errores y correte del lugar de "Hice lo que pude". Cuando estás cansado, estresado, angustiado y con los ojos puestos en mil focos, es muy fácil cometer errores ¿no? Por eso es muy importante frenar, reconocer los errores que se cometieron e idear un plan de acción: cuál es el estatus de las tareas pendientes, cuál es su prioridad, quiénes pueden ayudarte a resolverlas, qué herramientas necesitas para poder trabajarlas de manera más saludable.

  3. 3

    Creá el espacio para perdonarte a vos mismo. Llegar al modo supervivencia puede ser tanto por fallas personales como del sistema del que somos parte (por ejemplo, equipos laborales que no funcionan bien ¿te suena?). Por eso otra de las cosas importantes a hacer es perdonarse a uno mismo, tanto el hecho de estar en este modo como los errores que puede haber cometido. Quizá suene a cliché, pero es clave entender que errar es humano y es muy importante no quedarse en eso, sino habilitar el espacio para aprender de los errores y seguir hacia delante.

  4. 4

    Aprendé a pedir ayuda: si bien tendemos al "Yo puedo con todo" o "Me lleva menos tiempo hacerlo yo, que explicarle a alguien más" y muchas veces nos sentimos expuestos cuando pedimos ayuda, hacerlo es la única manera de salir del modo de supervivencia. Ante esto es muy importante ser capaz de construir una red de contención estable, con buenos colaboradores que puedan realmente resolver y -sobre todo- que te permitan trabajar en tener mejores herramientas para lidiar con situaciones como el modo de supervivencia.

  5. 5

    Aprendé la lección: en todo este camino de crecimiento y autoconocimiento, parte de salir del modo supervivencia es reconocer los síntomas antes de que la situación se vuelva rutina. Dar un paso hacia atrás y preguntarse: qué salió mal, qué puedo ver desde la distancia, qué puedo aprender de todo esto, cómo llegué hasta acá, ¿puedo reconocer eventos que me llevaron a esto?, qué cosas podría haber hecho diferente... es parte del proceso de sanación.

  6. 6

    Hacé un nuevo plan: todo lo aprendido y vivido nos tiene que servir, sobre todo, para tener un nuevo plan. Aunque el nuevo plan no debería parecerse al anterior (¿por qué repetir una fórmula que falló?), es muy importante poder tomarse el tiempo y diagramar desde el "acá estoy" hasta el "acá quiero llegar".

  7. 7

    Accioná: más allá del análisis y la reflexión, algo que es imposible de evitar es tomar acción sobre lo que está pasando. Si llegaste a estar en modo supervivencia, esto significa que hay cosas que tienen que cambiar. Desde la manera en que nos organizamos o el tipo de ayuda que necesitamos, para pensar también en qué actitud tenemos nosotros frente a las nuevas tareas y cómo manejamos las prioridades.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Terapia equina: así pueden ayudar los caballos a víctimas de violencia de género

Terapia equina: así pueden ayudar los caballos a víctimas de violencia de género


por Laura Gambale

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.