Newsletter
Newsletter

Viandas escolares: claves para armarlas fácil y rápido

Llega marzo y vuelve el estrés de armar las viandas. Podemos transformar la pesadilla diaria de preparar la vianda de los chicos en un disfrute compartido, con colores y sabores que nos tienten.


Viandas saludables: cómo encararlas para que sean simples y ricas.

Viandas saludables: cómo encararlas para que sean simples y ricas. - Créditos: Getty



Armar las viandas para el colegio suele ser un dolor de cabeza. No solo es el hecho de prepararlas, sino de que queremos que lleven comida rica y nutritiva. La mayoría de las que somos madres de chicos en edad escolar, nos criamos con viandas de patitas industrializadas de una marca de la que aún recordamos el jingle. Sin embargo, hoy contamos con mucha más información y sabemos que- aunque alguna vez nos pueda sacar del apuro- resolver con cosas de paquete no les brindará la nutrición que necesitan nuestros hijos e hijas.

¡Ojo! Acá no queremos cargarte con un mandato más de "hacer todo casero y saludable", sino que buscamos darte herramientas para que puedas incorporar el armado de viandas a tu vida cotidiana, con alimentos ricos y sanos, pero sin volverte loca. Charlamos con Natalia Kiako, autora del libro de cocina con infancias A cuatro manos (2018) y del recientemente publicado Claves de cocina (ambos publicados por Sudamericana), que nos compartió algunos hacks para preparar las viandas de forma fácil, rápida y nutritiva. 

1. Que no te falte nada

Lo primero y fundamental es contar con los ingredientes necesarios para que, a la hora de cocinar, no tengas que salir corriendo a comprar o te quedes sin armar una receta porque te falta algo. ¿Qué no puede faltar en la heladera o en la alacena para armar las viandas? "Respecto de de la cocina en general y para las viandas es que tenemos que comer variado, entonces lo que nos sirve es realmente aprender a tener en casa un poco de todos los grupos: cereales, legumbres, frutas, vegetales y frutos secos o semillas", señala Natalia Kiako. En sus libros, cursos y talleres ella enseña a cocinar rico y comer mejor con poco esfuerzo, buscando contagiar el amor por la comida y recuperar prácticas simples para incorporar en lo cotidiano. 

"Lo que nos sirve para armar las viandas es tener un poco de todo. Algunas cosas preproducidas como los cereales o las legumbres al natural en la heladera suman un montón y otras cosas al natural como tomate, fruta fresca, semillitas. Si somos omnívoros, el queso es un aliado y el huevo, un comodín muy útil. Siempre salva a último momento: podés mandar una tortillita, un omelette, un huevo duro, que completa cualquier ensalada o sandwich", agrega. Respecto a los frutos secos, no solo pensemos en enterios, sino también puede ser, mantequilla de maní, un untable hecho a base de castañas de cajú o de semillas de girasol, tahini, entre otros.

Pero, ¡atenti!, si bien la gran mayoría de los alimentos nos sirven para armar viandas, hay que tener mucho cuidado con los vegetales de hojas verdes o con aquellas verduras o frutas frágiles. Si no las podemos enviar separadas (de modo que queden protegidas hasta el momento de consumirlas) o enteras, es mejor dejarlas fuera de la vianda y comerlas en casa. "Y pensemos en separar lo que va a refrigerado de lo que no. Hay alimentos que se van a deteriorar con la humedad que implica mantenerse refrigerados. Entonces, todo lo que sea pan, galletita, un mix de frutos secos, una granola, no está bueno que se humedezca antes del momento del consumo. Son súper aptos vianda, así que es mejor enviarlos por separado", reflexiona nuestra experta consultada.

2. Cocinar en cantidad

"Una cosa que ayuda mucho es aprender a cocinar en mayor cantidad. No para tener sobras, sino con la inteligencia de usar componentes que nos vayan a servir para hacer la vianda", explica Kiako, que también da un Taller online de Viandas Saludables, junto con la pediatra Sabrina Critzman. Entonces, si tenés un puré, cereal o legumbre que funciona como guarnición en una cena o almuerzo en casa, conviene cocinar "de más" para facilitar el armado de las viandas al día siguiente. Tengamos en cuenta que siempre es mejor guardar los alimentos (especialmente las ensaladas) sin condimentos, para que no se deterioren y puedan comerse y sazonarse en el momento de consumir la vianda. 

¡Y atención a la seguridad de los alimentos! A la hora de preparar las viandas es clave saber si hasta la hora del almuerzo quedan en heladera o a temperatura ambiente. "Eso cambia mucho las reglas del juego. No es lo mismo si nosotros podemos poner en una lonchera, un pack de frío y transportar - el tiempo que lleve, aunque sean colectivos- la comida hasta una heladera, que si se va a tener que conservar dentro del recipiente fuera de la heladera. Es mucho más seguro enviar fríos los alimentos para comer fríos o para recalentarlos en el momento de la comida, que enviarlos calientes con la esperanza de que se mantengan calentitos o tibios hasta el almuerzo.

Esa temperatura prolongada en caliente es lo que es peligroso. A partir de los 60 grados proliferan las bacterias y es lo que hay que evitar", advierte. También es muy importante fijarte que los tuppers no sean plásticos de un solo uso y que tengan el sello correspondiente sean apto microondas (que es donde se suelen calentar las viandas). Lo mismo vale para las botellas de agua. 

3. Pensar en formato individual

"Un buen hack de armado de viandas es pensar, siempre que se pueda, en formato individual", explica Natalia Kiako, autora de la mejor receta de chipá fácil y rápida. Para una vianda, siempre hay que pensar que no se comen en el confort del hogar. Por eso, en lugar de enviar una porción de tarta, es mejor preparar tarteletas individuales.

"No es que es mucho más trabajo y las podés frizar separadas, descongelar separadas y meter en la vianda enteritas. La masa protegiendo todo el exterior de esa tarta va a viajar mejor, va a llegar mejor y la persona que come la va a sentir más como una comida y no una sobra del día anterior", sostiene nuestra experta. ¿Otras ideas para preparar de este modo? Tortillitas de papa, de vegetales, muffins, panquequitos y mil opciones más. 

Si te quedaste con ganas de seguir incursionando en el tema, el próximo 10 de abril Nati Kiako dará un taller de Viandas Saludables por Zoom. ¡Agendalo!

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Fermentados: qué beneficios tienen para tu salud

Fermentados: qué beneficios tienen para tu salud


por Rosario Beltrán
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.