Newsletter
Newsletter
 • Salud

Cuál es la planta de hermosas flores que podés usar para revitalizarte

Hay una planta de hermosas flores que es ideal para suavizar la piel, reparar quemaduras, cicatrices y lesiones. Te contamos tres formas de aplicarla.


El aceite de rosa mosqueta es rico en ácidos grasos esenciales y actúa en la regulación de la elasticidad cutánea y en el restablecimiento de la hidratación.

El aceite de rosa mosqueta es rico en ácidos grasos esenciales y actúa en la regulación de la elasticidad cutánea y en el restablecimiento de la hidratación. - Créditos: Getty Images



Una de las plantas que en los últimos años adquirió gran popularidad por sus beneficios para la piel es la rosa mosqueta. Gracias a los ácidos grasos, esenciales, las propiedades antioxidantes y las múltiples vitaminas, esta planta es perfecta para mejorar la piel, el acné, quemaduras y cicatrices.

Por su gran capacidad para soportar climas adversos y períodos de sequía, la rosa mosqueta es fácil de cultivar casi en cualquier sitio. Un dato: se expande rápidamente por lo que te sugerimos no perderla de vista en su desarrollo porque logra copar gran cantidad de territorio y opacar a las otras plantas con las que se encuentre conviviendo.

La rosa mosqueta suaviza y rejuvenece la piel

La rosa mosqueta suaviza y rejuvenece la piel - Créditos: Getty Images

Origen de la rosa mosqueta

La rosa mosqueta (rosa canina) es un arbusto silvestre originario de Europa, África del Norte y Asia Occidental. Conocida también como Rosa eglanteria’ o ‘Rosa rubiginosa’, un arbusto es una especie exótica que se ha adaptado muy bien a la región, especialmente en Chile y Argentina.

Utilizada en medicina desde hace siglos ganó adeptos rápidamente por la divulgación del uso extensivo del aceite, extraído de sus semillas. Al prensarlas en frío, estas producen un líquido rojizo lleno de nutrientes como el retinol, la vitamina C, flavonoides, taninos, betacarotenos o ácidos linolénicos, linoleicos y oleicos.

¿Cómo conviene aplicarla?

Este tipo de planta puede ser incorporada a tu vida diaria de distintas maneras. Existen tres formas que se destacan y te detallamos a continuación: en infusiones, en aceites y en la gastronomía.

  • En infusión: se debe utilizar 30 g de frutos por litro de agua y se pude ingerir de una a dos veces por día. El preparado previene enfermedades cardiovasculares, mejora la circulación sanguínea y protege el aparato digestivo, por su acción cicatrizante, así como combate los resfriados, el catarro y la gripe, entre otras cosas.

  • En aceite: se deben cosechar los frutos cuando estén de color rojo. Cuando los tengas, en un recipiente hay que machacarlos. Luego, la forma tradicional es añadirles aceite de oliva hasta cubrirlos y verter el preparado en un envase de vidrio, taparlo y guardarlo en un ambiente oscuro por al menos dos semanas. Luego de ese tiempo, se cuela el líquido y se puede utilizar de manera externa. Este aceite atacará las estrías, generará colágeno y melanina natural, entre otras cosas. Si no querés prepararlo, podés adquirirlo en almacenes naturales y herboristerías.

  • En gastronomía: con la rosa mosqueta podemos preparar sopas en cremas, al mismo tiempo que utilizar como condimento, entre otros usos posibles. Es un alimento que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, por lo que es un potente desintoxicante. Un dato: Se recomienda consumir como conservas o cocinados ya que cuando está cruda la planta es un poco ácida. 

Amores

Cuatro notas para entrar en el mundo de las relaciones.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Cómo prevenir el melanoma: mitos y verdades del cáncer de piel

Cómo prevenir el melanoma: mitos y verdades del cáncer de piel


por Laura Gambale
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.