Newsletter
Newsletter
 • Sexo

Las mejores formas de masturbarse, solas o en pareja

Conversamos con la psicóloga y sexóloga Mariana Kersz para conocer cuáles son los aspectos fundamentales en la autoexploración a solas o en pareja. La relación con el orgasmo, otra clave.


El placer femenino todavía sigue siendo silenciado o minimizado, a pesar de los avances de los feminismos.

El placer femenino todavía sigue siendo silenciado o minimizado, a pesar de los avances de los feminismos. - Créditos: Getty Images



La idea de masturbarse, principalmente para las mujeres, no termina de salir del clóset. Según nos cuenta la psicóloga y sexóloga Mariana Kertsz no es algo tan libre como quisiéramos. Por supuesto que lejos quedó la época en la que no se podía hablar de goce y de autosatisfacción femenina, pero todavía falta bastante.

Si nos remontamos a la Edad Media, aquellas mujeres a las que descubrían masturbándose eran penadas con rezos durante un año entero: cada día debían rezar por el hecho de haberse masturbado, además de que no podían tener relaciones sexuales ni podían salir de sus casas.

La masturbación femenina siempre fue vista como un tabú. Incluso hasta el día de hoy conectar con el placer para nosotras es algo de lo que no se habla abiertamente. Si bien es cierto que el feminismo viene derribando barreras, todavía estamos en ese proceso”, dice Mariana.  “En mi consultorio sigo escuchando mujeres que me dicen que nunca se tocaron, o que tienen anorgasmia, pero nunca se tocaron ni conocen sus partes erógenas”.

3 aspectos fundamentales de la masturbación

En relación a las mejores formas para masturbarse, ya sea estando solas/os o en pareja, Mariana entiende que "no existe un paradigma universal válido para todo el mundo”, y en cambio menciona 3 variables o aspectos que es importante que estén siempre presentes:

  • Primer aspecto: la mente conectada con el erotismo. Es fundamental que la mente esté en modo “fantasía”, que se vincule con contenido erótico y que el hecho de masturbarse no sea asumido como trámite o una especie de ansiolítico para descargar y llegar al orgasmo enseguida. Eso acostumbra al cerebro a una especie de estímulo que después puede traer dificultades en el encuentro sexual con otra persona. Lo ideal es que la masturbación se parezca lo más posible a un encuentro sexual real y para eso la mente tiene que estar conectada primero.

  • Segundo aspecto: el cuerpo debe estar relajado. Cuando querés explorar en tu placer pero estás en alerta porque pueden llamar del trabajo si estás en tu casa en horario laboral, o puede suceder que seas interrumpida/o por alguien en tu casa, conectar con tu cuerpo es más dificil. Lo ideal es encontrar momentos en los que no haya distractores ni interrupciones. Para eso, recomienda evitar los mensajes, las llamadas y la revisión de redes sociales mientras estás explorando tu placer.

  • Tercer aspecto: la excitación genital. Recomienda que la manera de tocarse, ya sea cuando se está solo/a o en pareja, siempre sea de menos a más. Para llegar a la excitación genital es importante que antes hayas podido conectar con el erotismo y haber relajado el cuerpo. También está bueno que te mires y entiendas lo que está pasando en tu cuerpo, cómo se va dilatando la vagina, por ejemplo. Se trata de un proceso de descubrimiento personal y por eso hay que darle tiempo. En este sentido, remarca que hay muchas personas que llegan a su  consultorio diciendo que cuando están en pareja dejan de tocarse, o que eso solo lo hacían en la adolescencia, en gran medida como respuesta a una creencia instalada, a un tabú. En realidad, la búsqueda por la autoestimulación y el autoplacer puede darse a lo largo de toda la vida.

El diálogo y la responsabilidad afectiva son las bases para una masturbación en pareja placentera.

El diálogo y la responsabilidad afectiva son las bases para una masturbación en pareja placentera. - Créditos: Getty Images

Las masturbación con otro

Para masturbarse en pareja es fundamental la existencia de diálogo y responsabilidad afectiva, dos aspectos básicos para crear la confianza necesaria para que todo lo demás pueda suceder sin tabúes ni miedos", indica Mariana. Y detalla: "Además, es importante no dar nada por sentado, llegar a acuerdos, preguntar y conocer qué le gusta (y qué no) a la otra persona. También saber qué estímulos están necesitando en ese momento, si por ejemplo quieren incluir juguetes o cualquier otro elemento que los estimule”.

En relación a los beneficios de la masturbación, resalta que hay algunos estudios que dicen que en los hombres puede retrasar el cáncer de próstata, aunque no asegura que lo evite. Al mismo tiempo, favorece la autoestima, el autoconocimiento, el reconocimiento de las zonas erógenas y favorece la circulación sanguínea. En las mujeres, particularmente si están menstruando, la masturbación ayuda a aliviar los dolores menstruales gracias a la liberación de endorfinas y oxitocina al momento del orgasmo, dos hormonas que brindan alivio al útero.

Antes de finalizar, nos cuenta que una de las consultas más frecuentes de esta época, especialmente por parte de las mujeres, es la baja de deseo sexual: “Si bien tiene tratamiento y se trabaja muchísimo en las consultas, el motivo suele partir del tabú y del silencio que todavía existe en torno al goce femenino. Por eso, son muchas las mujeres que no se conocen, que no se masturban, y que llegan presionadas (por ellas mismas o por sus parejas) por encontrar la manera de pedir al cerebro que las conecte con el placer en un cuerpo que ni siquiera conocen".

El rol del orgasmo: resalta que no hay que entender necesariamente al orgasmo como meta de la masturbación, sino como parte del recorrido del placer.

Muchas veces la masturbación sirve mucho más como un estímulo de autoconocimiento que como un objetivo de llegada a un orgasmo. Si se llega al orgasmo, es bienvenido, pero si no se llega entiende que no debería resultar frustrante porque no necesariamente es la búsqueda principal en la masturbación.  

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Chip sexual: ¿sirve o no?

Chip sexual: ¿sirve o no?


por Verónica Dema
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.