• SQUAD

Neurociencias: ¿cuál es el libro que puede ayudarte a cambiar tu vida conversando?

¿Puede un libro ayudarte a cambiar tu cerebro? Te contamos de qué se trata "El poder de las palabras" el último best-seller de neurociencias que la está rompiendo.


¿Cómo cambiar tu cerebro (y tu vida) conversando?

¿Cómo cambiar tu cerebro (y tu vida) conversando?  - Créditos: Getty Images



Siempre me declaré fan de las palabras. Me gusta descubrir qué significan las que no conozco. Me fascina cómo suenan muchas de ellas. Me atrapa leerlas en otros idiomas. Pero, sin embargo, también descubrí que me gusta más escucharlas o escribirlas que decirlas. Básicamente: soy más del team #escuchadoraserial que #verborragia.

Por eso, cuando leí el título del último libro del neurocientifico Mariano Sigman –y uno de los directores del Human Brain Project- supe que ahí había una oportunidad: la de seguir indagando en el abanico de posibilidades que nos trae la palabra, en todas sus formas. Porque las palabras tienden puentes entre mundos opuestos. Abren diálogos. Expresan emociones. Construyen opiniones e identidades. Forman creencias (sobre nosotros mismos, sobre los otros, sobre el mundo que nos rodea). Las palabras pueden sanarnos. Incluso hasta acariciarnos. Pero también pueden dolernos. Pueden limitarnos o pueden expandirnos al infinito. Pueden transformarse en dagas filosas o en refugios calentitos para nuestro ego. Y podría seguir pensando en ejemplos: ¿cómo nos hablamos a nosotros mismos? ¿Qué relatos nos contamos acerca de quiénes somos? ¿Con qué intención las usamos cada día? ¿Las ponemos a nuestro favor o en nuestra contra? ¿Podemos, con la ayuda de las neurociencias, hacer que cada conversación le haga mejor a nuestro bienestar?

En el prólogo de “El poder de las palabras”, Mariano Sigman cuenta una anécdota de su infancia en la que, al intentar correr una carrera de atletismo, terminó mareado y vomitando contra un árbol repitiéndose a sí mismo “Yo no sirvo para el deporte”, como un mantra personal. Claro, al crecer y dedicarse a las ciencias, no hizo más que seguir reforzando esa idea. Hasta que un día se mudó a Madrid y empezó a entrenar en bici en el Morcuera, una montaña que tiene una pendiente de unos 9 km. La primera vez consiguió la cima en dos horas. Y se propuso un desafío: ¿podría él hacer cima de esa montaña en menos de 35 minutos? Había que entrenar mucho, por supuesto que sí. Pero también había que vencer su propio “Yo no sirvo para el deporte”, que él mismo se había autosentenciado durante su niñez. Spoiler alert: no solo logró hacerlo en menos de 35 minutos, sino que había destrozado su propia meta al hacerlo en 32 minutos y 43 segundos. Él mismo saca sus propias conclusiones: “Ese episodio había sido el punto de partida de un estigma que yo mismo había creado –Yo no sirvo para el deporte-. Si hubiese elegido otra frase del estilo de “Fue un mal día, diste todo lo que tenías y tenés mucho por mejorar”, podría haber cambiado la historia”. Y también funciona como la misión del libro: al leerlo, vas a encontrarte repensando escenas de tu propia vida, a la luz de datos científicos, experimentos, ejemplos de la vida cotidiana y propuestas concretas de ejercicios que, al final de cada capítulo, van a echarte luz sobre tu propia forma de usar las palabras. Y quizás, así, descubrir, cuál es tu propia cima del Morcuera que hay que hackear con el poder de tu propio pensamiento.

El arte de conversar (y cómo puede ayudarte a tomar mejores decisiones)

También en el libro hay todo un capítulo fascinante dedicado al arte de conversar. Uno puede pensar: “conversamos todo el tiempo”. Sí, claro. Pero, ¿hace cuánto que no tenés una conversación de esas “mindblowing”? ¿De esas que transforman tu modo de ver el mundo? ¿De esas que te dejan pensando aún tiempo después, en el silencio? Sigman toma conceptos de los grandes filósofos y pensadores, y él toma como “héroe de la conversación” al filósofo francés Michel de Montaigne, que postula a la buena conversación como un laboratorio de ideas. Y acá voy a transcribir un pedacito del libro (¡que todos deberíamos tener pegado en la heladera!), en el que Sigman desarrolla los principios de Montaigne sobre el arte de conversar:

  • No ofenderse con el que piensa distinto y abrazar a quien nos contradice.

  • No hablar para convencer sino para disfrutar. Apreciar el ejercicio del razonamiento.

  • Hablar desde la voz propia y no desde una repetición enciclopédica de citas.

  • Dudar de uno mismo y recordar que siempre podemos estar equivocados.

  • Usar la conversación como un espacio vital para juzgar nuestras propias ideas.

  • Valorar las ideas solo por el impacto que causan cuando las ponemos en práctica, igual que respetamos a un cirujano por sus operaciones o a un músico por su concierto.

  • Conservar un pensamiento crítico vivo.

  • No confundir lo bello con lo cierto.

  • Evitar prejuicios, distinguiendo atentamente los ejemplos concretos de las generalizaciones.

  • Encontrar el buen orden de nuestras ideas y revisar cuidadosamente nuestros argumentos.

  • Reflexionar sobre lo que aprendimos del otro en la conversación.

Qué distinto sería todo si cada uno de nosotros intentara observar estos principios a la hora de conversar, ¿no? ¿Cómo podríamos hacer la diferencia? ¿Cómo podemos ser un poco más “heroínas Montaigne” cada día, en nuestros equipos de trabajo, con nuestras familias, hijos, pareja o amigos? Y acá el ejercicio para entrenar: sé facilitadora de buenas conversaciones. ¿Cómo? Volvé a leer la lista de arriba. Buscá grupos pequeños (otro de los consejos del filósofo), apostá por los matices y hui de las polaridades -¿quién quiere ser todo el tiempo blanco o negro?-, asumiendo que todos podemos cambiar de opinión –incluso hasta vos misma-. Y tal como hizo el propio autor con su carrera de la niñez, recordá que a veces los límites son solo mentales. Seguramente muchas veces en la vida nos dijimos a nosotras mismas: “Yo no sirvo para X cosa” (¡y acá vale completar con lo que quieras!). Es hora de trepar a tu propia nueva cima.

El libro + el taller

El poder de las palabras (Debate, $4349)

El poder de las palabras (Debate, $4349) - Créditos: Gentileza de Editorial Debate

El poder de las palabras

De Mariano Sigman

(Debate, $4349).

Podés conseguirlo en Libooks, a través de este link: https://www.libooks.com/libros/el-poder-de-las-palabras-978-987-795-046-5

Taller de verano en Baikal: El poder de las palabras

El dispositivo es la buena conversación; el horizonte, las emociones. En cada clase de este taller, Mariano Sigman irá descubriendo el poder privilegiado de las palabras para cambiar aspectos distintos de nuestra mente: el razonamiento, las decisiones y creencias, la memoria, las ideas y, finalmente, las emociones.

  • Cuándo: Enero y febrero 2023.
  • 4 encuentros: Martes 17/01, 24/01, 31/01 y 07/02/2023.
  • Horarios: de 18 a 19 (Argentina), pero lo podés hacer desde cualquier parte del mundo.
  • Dónde: Por Plataforma Zoom (con cupos limitados).
  • Cuánto: $20.000
  • Más Info: @institutobaikal. 

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

La ciencia de la felicidad. 7 hallazgos que te van a sorprender

Hackeá tu cerebro:  conocé nuestras 7 inteligencias y aprendé cómo aprovecharlas

¿Cuál es tu tipo de apego? 🫂 Claves para conocerlo y gestionar mejor tus relaciones


por Male Eirin

Libros astrales. 5 imperdibles para que te conectes con la astrología


por Euge Castagnino

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.