10 herramientas para manejar el estrés de inicio de año

El arranque del año puede ser tan estresante como el cierre, ¿no? Por eso te compartimos 10 consejos para que puedas enfrentar este momento y que 2023 se despliegue con todo su potencial.


10 herramientas para aprender a manejar el estrés de fin de año.

10 herramientas para aprender a manejar el estrés de fin de año. - Créditos: Getty



Días intensos con cierres de ciclos, encuentros con amigos y familiares, organización de reuniones y encuentros, hijos que quieren estar con sus amigos y nosotras con ganas de salir corriendo de todo esto y perdernos en la montaña o por qué no, en una isla paradisíaca del caribe.

Si terminaste el año con esos sentimientos, ¡que no cunda el pánico! Acá te traemos 10 consejos para que puedas sobrevivir a este estrés y comiences energizada el 2023.

  • Busca un momento y un espacio para estar a solas contigo misma. El estar rodeada de personas y cargada de obligaciones, corridas y horarios drena tu energía. Antes de culminar el año busca un momento y un espacio donde nadie te moleste para poder conectar con vos misma y tu silencio.

  • Apoyate en la música y/o meditaciones guiadas. Estar en silencio no siempre es fácil. Nuestra mente está acostumbrada al ruido y los estímulos constantes. Seguramente al intentar quedar en silencio te vas a acordar de la interminable lista de pendientes que siempre tienes, así que te invito a que puedas apoyarte en una hermosa música ambiental o en alguna meditación guiada que te ayude a conectar con tu amor propio y la paz que te habita.

  • Toma consciencia a la hora de alimentarte. Es común que en estas fechas puedas descontrolarte de tu forma habitual de alimentación, no solo en el exceso de comida sino también en el exceso de alcohol y dulces. Están bien los permitidos de los días festivos pero luego retoma tus hábitos saludables que tanto te costaron adquirir pero que pueden perderse rápidamente si esos ¨permitidos¨ se extienden demasiado en el tiempo.

  • Regula las expectativas. No solo en cuanto a cómo serán los eventos de fin de año, sino también en esas metas que te habías propuesto alcanzar y que quizás no llagaron a pesar del esfuerzo que realizaste. Es un excelente momento para observar completo y con mirada amplia como ha sido tu año, para que cuando trases las metas del 2023, puedas tener en cuenta las variables que tuviste que enfrentar en el 2022. No seas tan exigente contigo misma.

  • No te compares. No hay mayor estrés que compararse con los demás y fin de año, donde en las redes comienzan a hacer resúmenes de fin de año, aparecen todas fotos bonitas, viajes, demostraciones de éxito y vos miras tu vida, lo que llegaste a realizar este año y te apenas… No, no querida amiga. Solo mira aquello que te motiva y te llena de energía pero nunca te compares. Todos tenemos una realidad muy diferente y los tiempos en que se cumplen nuestros sueños, varían de uno a otro. Tu tiempo es perfecto. No te compares y sigue accionando para vivir a tu manera. Todo llega.

  • Cambio de mirada, cambio de mentalidad. Todo aquello que te faltó cumplir o hacer, en vez de tenerlo como disco rayado en una queja constante y acosadora en tu mente, te invito a que lo cambies por nuevas intenciones, más reales y alcanzables, para el próximo año. Comenzá a ser tu mejor amiga y deja de castigarte tanto con ese diálogo interno que está hundiéndote. Cambia tu mirada y comienza a ser más amorosa con vos misma

  • No quieras quedar bien con todo el mundo. Puede ser que haya personas con las que no quieras compartir las fiestas y eso está bien. Puede ser que haya personas que no quieres visitar y solo pensar en que ¨debes¨ hacerlo te llena de estrés. Pues amiga, este es un buen momento para priorizarte y comenzar a ser coherente con tu sentir. No te obligues a hacer lo que no quieres. Verás cuantos cambios generarán en tu vida que comiences a ser fiel a ti misma.

  • Regalate el dejar las redes sociales por un día. ¿Y si te tomas un día (o más) sin redes sociales? Que tu mente pueda descansar de tanto estímulos y de esta manera te comenzará a ser más sencillo escuchar tu vos interior.

  • Meditar. Similar a la recomendación número uno. Pero aquí te invito a que simplemente escuches tu respiración y permitas que ese ritmo natural y personal te lleven a ese lugar dentro tuyo donde habitan todas tus respuestas. Seguramente la mente querrá ser protagonista, no te preocupes. Este momento puede servirte de autoconocimiento y un buen ejercicio para ello es tomar nota de todos esos pensamientos rumiantes que interrumpieron tu meditación. Así los sacas de tu cabeza y cada vez irás generando mayor espacio para tu escucha real, la escucha de tu alma.

  • Baja esas expectativas. Se terminó el año y comenzó uno nuevo. Pero luego el nuevo terminará y comenzará otro. No necesitas este año ponerte una lista interminable de metas y objetivos. También debes vivir, sentir, estar presente en tu aquí y ahora. Extiende un poco más esos objetivos y que lograr tus sueños sea un proceso de disfrute y no de tortura que te lleve a perderte la magia de la vida.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Salud mental. Qué son las distorsiones cognitivas y cómo funcionan


por Laura Gambale

Experiencias. El día que tuve un ataque de pánico


por Soledad Simond

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.