Newsletter
Newsletter
 • Salud

11 hábitos de las personas con alta autoestima que tenés que copiar para alcanzar el éxito, según Harvard

Un psicólogo de Harvard detalla las claves para conseguir las metas deseadas y no perder la paz mental. Te contamos una por una.


La fórmula de la felicidad: ¿cómo alcanzarla?

La fórmula de la felicidad: ¿cómo alcanzarla? - Créditos: Getty



¿Tenés en claro cuáles son las metas más importantes en este período de tu vida? Es un buen momento para repasar todo aquello que te gustaría lograr en el corto y largo plazo. El fin de año podría ser la excusa para hacer un repaso, pero no una exigencia: avanzar hacia tus objetivos lo determinás vos, sea el mes que sea.

De acuerdo al psicólogo de Harvard Adam Grant, la clave para lograr el éxito se basa en incorporar ciertos hábitos a tu rutina y sostenerlos en el tiempo.  

Antes de seguir, cuando hablamos de éxito nos parece importante aclarar que aplica para cualquier área de la vida, ya sea en lo personal, en lo laboral, en el ámbito profesional, en todas estas áreas en simultáneo o por orden de prioridad. Todo dependerá de las metas que decidas cumplir primero y los pasos que elijas para llegar.

A su vez, para Grant, el punto clave no se encuentra únicamente en definir objetivos, sino en ser capaces de mantenerlos en el tiempo. Por eso, considera fundamental que las metas no se limiten a un momento puntual, sino que seas capaz de convertirlas en hábitos que realicemos casi inconscientemente en nuestro día a día.

Según cuenta en diversas conferencias, a lo largo de su carrera profesional ha descubierto que “el proceso de aprendizaje no termina cuando adquirimos conocimientos”, sino que más bien, “se completa cuando los aplicamos sistemáticamente”.

Para lograrlo propone 11 puntos que se corresponden con 11 pequeños cambios que pueden aplicarse a distintos ámbitos de la vida y que él identificó como esos “pequeños cambios vitales” que nos ayudan a alcanzar el éxito. Te lo detallamos.

1. Buscar la incomodidad

Es conocido que perseguir el aprendizaje es clave para lograr un propósito en particular, pero junto con ello, Grant afirmó que también es necesario ir más allá y salir de la zona de confort, para así potenciar el crecimiento.

2. Permitirse cometer errores

Equivocarse en ciertas situaciones es un factor que podría generar frustración. Sin embargo, recomendó permitirse cometer un número mínimo de errores al día o a la semana, ya que aquello te ayudará a aprender de ellos y a evitar que caigas en lo mismo en el futuro.

En otras palabras, planteó que equivocarse es más favorable para el aprendizaje que evitar escenarios en los que no tengas seguridad de que todo saldrá como esperas.

3. Pedir consejos, no feedback

Cuando solo se pide feedback, otras personas pueden criticarte o animarte, pero no se mira al futuro como ocurre en el caso de los consejos, mientras que los consejos como tal están enfocados en el futuro. En esta línea, más que buscar “críticos” para que evalúen lo que hacés, es mejor hallar “entrenadores” que te motiven a superarte. La gran pregunta que surge será: “¿qué puedo hacer mejor la próxima vez?”.

4. Analizar en quiénes confiar

Las personas que consiguen el éxito no creen todo lo que se les dice, por lo que buscan referentes que tengan experiencia, sean confiables y quieran lo mejor para su desarrollo. Esa es una de las claves resaltadas por el experto que deberías llevar con vos a todos lados.

5. Perseguir la excelencia, no la perfección

La diferencia parece sutil, pero es vital: cometer errores de vez en cuando es humano, el punto está en aceptar cuándo buscar la perfección (en alguna área en la que sentís que te destacas) y cuándo aprender a aceptar que diste lo mejor posible de acuerdo a tu capacidad y tu momento de vida.

Resulta más sano “conformarte con lo suficientemente bueno” en ciertas áreas de tu vida en la que asumís que no sos experta ni atraen tu máximo interés, y destinar la búsqueda de la perfección exclusivamente para alguna situación o área de vida puntual que sea de tu máximo interés.

6. Evaluar si lo que vas a compartir es lo que más te representa

Si ya tenés resultados para mostrar al mundo, es de gran relevancia que sientas que estos realmente representan la energía que dedicaste a la tarea. En el caso contrario, según el experto, podrías sentirte decepcionada de lo que lograste o hiciste, por eso, muchas veces resulta mejor dedicar un poco más de tiempo a eso que luego vas a compartir con el mundo, hasta que te sientas orgullosa de tu trabajo. La ansiedad no suma para nada.

7. Plantear las actividades de tu rutina de una forma entretenida

Acciones como proponerte retos complicados a modo de juego pueden ayudarte a que tu jornada sea más llevable y te mantengan más entusiasmada. Y en este sentido, Grant pone un ejemplo: si te gusta jugar al básquet, podés poner el desafío por delante de acertar una cierta cantidad de tiros en un tiempo limitado.

8. Retroceder para avanzar (cuando hay un estancamiento)

En el momento en que dejás de ver avances a pesar de todos tus esfuerzos luego de un tiempo prolongado de perseguir un objetivo particular, puede ser un buen momento para hacer una pausa, dar la vuelta y buscar otro camino posible. Si bien Grant reconoce que tomar esa decisión puede generar una sensación de retroceso, hay ciertos casos en los que puede ser “la única forma de encontrar una ruta hacia el progreso”.

9. Enseñar lo que se desea aprender

Un método eficaz para interiorizar nuevos contenidos es explicar lo que ya sabes sobre esos temas a otras personas. En este sentido, el experto sugirió armar grupos en los que cada uno de los integrantes enseñe una habilidad o información que domina, para que así todos puedan retribuirse entre sí.

Y más allá de los conocimientos técnicos que se puedan aprender, también puede ser útil para fortalecer vínculos con otras personas.

10. Incluir a personas que son pasadas por alto

Cuando se trabaja en equipo, es habitual que se elijan siempre a las mismas personas que se destacan por algún talento particular, mientras que el resto sean “pasadas por alto”. En este sentido, el psicólogo considera que incluir a personas que usualmente no son consideradas abre la puerta para que se descubran sus habilidades y su potencial.

11. Recordar los logros obtenidos y pensar en los que vienen

Cuando estás en situaciones en las que te cuesta reconocer tus progresos, Grant nos sugiere pensar en “cómo vería tu yo del pasado todos los logros actuales”. De este modo, no solo te ayuda para valorar el trabajo realizado, sino que también podría servir de motivación para alcanzar nuevas metas.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Harvard nos da pautas simples para mejorar la inteligencia emocional

Harvard nos da pautas simples para mejorar la inteligencia emocional


por Laura Gambale
Según Harvard, esto te tenés que preguntar para alcanzar el éxito

Según Harvard, esto te tenés que preguntar para alcanzar el éxito


por Ezequiel Brahim
11 consejos para mejorar tu vida sexual, según Harvard

11 consejos para mejorar tu vida sexual, según Harvard


por Redacción OHLALÁ!
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.