Golpe de calor: cómo evitarlo si estás embarazada

Enteráte cómo identificar los principales síntomas de un golpe de calor en la mujer embarazada. Cómo evitarlos y proteger al feto en gestación.


¿Estás embarazada? Es importante cuidarte del golpe de calor.

¿Estás embarazada? Es importante cuidarte del golpe de calor. - Créditos: Getty



Los días de alerta naranja se hacen sentir. El calor agobiante nos afecta a todos, sobre todo, quienes viven en las grandes ciudades. Este tipo de alerta lo advierte el Servicio Meteorológico Nacional cuando la temperatura es tan elevada que puede impactar en la salud de las personas, inclusive en quienes son saludables. 

Esto afecta también a las mujeres embarazadas. Los golpes de calor son frecuentes cuando no se toman los recaudos en este tipo de jornadas calurosas. Charlamos con Hernán Jensen, jefe del servicio de Obstetricia del Sanatorio Otamendi para conocer los síntomas más comunes en las embarazadas y cómo puede afectar al feto en gestación. 

  • Aceleración e intensificación del pulso

  • Piel enrojecida debido a las altas temperaturas

  • Temperatura corporal elevada (superior a los 38 grados)

  • Dolor de cabeza, mareos, vértigo

  • Náuseas e incluso vómitos

Además de la mamá, el feto también se puede ver afectado. "Como se da en el contexto de un cuadro de deshidratación puede afectar al bebé, ya que se disminuye el aporte de nutrientes desde la madre. Si esto se prolonga se debe estar alerta hasta, incluso, adelantar el nacimiento del bebé". 

Cómo evitar el golpe de calor

El especialista nos deja un listado detallado para seguir al pie de la letra y así evitar los golpes de calor: 

  • Utilizar ropa ligera (en lo posible, de algodón)

  • Si se sale de casa, tener la precaución de llevar una botella de agua para evitar la deshidratación y una baja de presión arterial.

  • Utilizar abanicos en lugares donde el aire acondicionado no esté prendido o no exista.

  • Mantener la casa fresca y bien ventilada.

  • A la hora de comer, consumir alimentos frescos como ensaladas y frutas, ya que su contenido en agua es elevado y ayuda a mantener la hidratación.

  • En caso de ir a la playa o piscinas, no olvidarse de utilizar una crema protectora con un factor de protección para bebés. Cubrir bien la piel expuesta y repetir a cada hora. Debemos destacar que la crema solar debemos usarla al menos 20 minutos antes de la exposición al sol.

  • Con el calor intenso, los pies suelen hincharse: debemos caminar un rato, ya que ayuda a evitar la hinchazón. Y, si tenés pileta, caminar en ella ayuda para bajar la hinchazón.

  • Usar capelinas o gorros para proteger la cabeza.

Por último, "evitar los rayos solares entre las horas de mayor intensidad (entre las 11 de la
mañana hasta las 16), evitar comidas copiosas y pesadas, tanto en grasas como con alto
contenido en azúcares
y, por último, recordar siempre que la pileta, el mar o el río no reemplaza la hidratación; tomar líquido es esencial". 

Especialista consultado: Dr. Hernán Jensen, MN 89151, Jefe del servicio de obstetricia del Sanatorio
Otamendi.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Maternidad: ¿es cierto que hay que preparar los pezones para la lactancia?


por Ángela Márquez

Embarazada. Calu Rivero espera su primer hijo junto a Aíto de la Rúa


por Cynthia Caccia

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.