Newsletter
Newsletter

Las mejores 5 frases de Carl Jung sobre la vida y el autoconocimiento

El doctor en psicología Flavio Calvo selecciona las 5 mejores frases de Carl Jung y explica cómo podemos utilizar sus conceptos en nuestra vida cotidiana.


Carl Jung, un psicólogo que nos puede ayudar en nuestra vida.

Carl Jung, un psicólogo que nos puede ayudar en nuestra vida. - Créditos: Archivo LN



El psicólogo Carl Jung, quien comenzó siendo discípulo de Freud, luego desarrolló toda una escuela de psicología diferente, que no solo tiene en cuenta lo individual, sino también lo colectivo, lo heredado y lo transmitido inconscientemente, y cómo esto influye tanto en las necesidades como en la identidad de una persona.

Carl Jung no solo tuvo una visión más humana, sino también más espiritual del ser humano, muy marcada por la simbología, ya que consideraba que los seres humanos necesitan de símbolos y metáforas para comprender diferentes realidades.

Hay algunas frases de Jung que pasaron a la historia por su claridad y profundidad. Estas 5 son claves para conocer su pensamiento.

5 frases de Carl Jung

  1. 1

    “Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino”.

    Es muy interesante esta frase, ya que esas cosas que no se han trabajado, que no tienen un cierre tienden a repetirse una y otra vez, hasta lograrlo. Cuando se observan patrones “siempre tengo el mismo tipo de pareja” o “siempre me usan de esta forma”, etc. eso que se cree que es el destino es, en realidad, algo inconsciente que es importante trabajar, para romper con esos argumentos.

  2. 2

    “La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir”.

    Esta frase es fabulosa y muy real. Han llegado a mi consulta pacientes con miedo a la enfermedad y a la muerte y ese mismo miedo los hacía no poder disfrutar ni sentir placer de lo que estaban viviendo. Muchas veces, se ha llegado a la pregunta: el día que la muerte llegue, ¿te va a encontrar vivo? Muchos están muertos en vida al no poder conectar con el disfrute, con el amor, consigo mismos.

  3. 3

    “Yo no soy lo que me sucedió. Yo soy lo que elegí ser”.

    Esta es otra de las frases sublimes de Carl Jung. El pasado, nuestros padres, los supuestos “traumas” no condicionan a nadie. Pueden influir en la vida, pero llega un momento en el que desde un lugar adulto uno mismo decide qué ser y qué hacer. No estamos condicionados a vivir mal si tuvimos malas experiencias en el pasado, sino que podemos resignificarlas y seguir adelante en un camino de crecimiento y cambio.

    A esta frase Jung suma otra que dice: “Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de la vida fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete; lo que aceptas te transforma”. Lo que resistimos continúa ahí, es bueno reconocer lo que nos duele y poder enfrentarlo y trabajarlo para continuar un camino de desarrollo.

  4. 4

    “El privilegio de una vida es convertirse en quien realmente eres”.

    Aquí hay una profundidad increíble. Muchos observan el éxito ajeno y desean copiar las fórmulas y hasta la personalidad del exitoso y dejan de ser ellos mismos. Otros, debido a los mandatos familiares y sociales aprendieron a usar más caras para ser aceptados, sin notar que de esa forma no son aceptados ellos, sino sus máscaras.

    Quien se anima a ser él mismo, quien está dispuesto a ser quien es buscando la mejor versión de sí mismo, es quien va a ser querido y reconocido, no por todos, pero sí por quienes lo hacen sinceramente.

  5. 5

    “Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana”.

    Por último, dejé esta frase que amo profundamente. Qué bueno que es cuando, a pesar de tener toda la teoría en la cabeza, podemos reconocer que quien está junto a nosotros es un ser humano. Eso nos ubica en una posición de acompañantes, no de la persona que se las sabe todas.

    Nadie viene a nosotros buscando genios de la teoría, sino que llegan buscando soluciones, que muchas veces están en el reconocer al otro como un ser humano que tiene necesidades de afecto. Y esto se aplica a todas nuestras profesiones y ocupaciones. Si no reconocemos que estamos trabajando con personas que tienen emociones y sentimientos, corremos el riesgo de ponernos en un pedestal del que podemos caer fácilmente, porque en el fondo tampoco estamos reconociendo nuestra propia humanidad.

Jung dijo cosas que ayudan a pensarnos de manera diferente.  Es tiempo de hacerlo y de poner en práctica estas joyas del pensamiento en servicio de nuestro crecimiento.
 

Por Dr. Flavio Calvo. Gentileza para OHLALÁ! Calvo es Dr. en psicología, docente, tallerista y autor. IG:@calvoflavio.  

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Síndrome de la abuela esclava: qué es y síntomas para detectarlo

Síndrome de la abuela esclava: qué es y síntomas para detectarlo


 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.