Newsletter
Newsletter
 • Salud

Automasaje ayurvédico o Abhyanga: ¿qué es y cómo puede ayudarnos para recibir la primavera?

La médica ayurveda Yésica García se refiere al Abhyanga o automasaje con aceites vegetales, ideal para despedir los días fríos y adentrarnos fortalecidas a la primavera.


Automasaje ayurvédico: ¿por qué se recomienda para el bienestar?

Automasaje ayurvédico: ¿por qué se recomienda para el bienestar? - Créditos: Getty



El ayurveda es la ciencia médica más antigua que se conoce, con más de 5000 años. Pero también es una ciencia actual, que en los últimos años comenzó a expandirse más allá de India. Adoptada inicialmente por las grandes potencias  mundiales como EE.UU. y países europeos, siguió creciendo y en estos últimos tiempos llegó a todo el mundo. Incluso fue reconocida como Ciencia Médica por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ayurveda es una palabra del sánscrito compuesta de dos términos: yuh, duración de la vida; y, vedá, verdad, conocimiento. Entonces, su significado viene a ser: la Ciencia o Sabiduría de la Vida. Es una ciencia de vida, un camino de autoconocimiento, que no solo trata al cuerpo físico, sino también al cuerpo metal, emocional y astral. 

Uno de los tratamientos más importantes del ayurveda es el Abhyanga o automasaje con aceites vegetales. Como médica ayurveda vengo a traerles un buen consejo para despedir los días fríos y adentrarnos fortalecidas a la primavera. Y el mejor consejo que puedo darles es este automasaje que, en cierta manera, es un bálsamo al cuerpo y al alma.


Tuve la bendición de poder viajar a India para formarme en ayurveda. Y una de mis maestras me contó: “Yo, a todos mis pacientes, antes de atenderlos les indico Abhyanga a diario. Si se lo realizan, recién en ese momento los atiendo. Si no se lo realizan, les digo: primero hacete Abhyanga, luego te atiendo”.  Así de importante es este tratamiento.

Realizando el automasaje ayurvédico vamos a estar, por un lado, hidratando y nutriendo los tejidos, de afuera hacia dentro. Durante el otoño e invierno perdemos mucho líquido, se desequilibra Vata, y por eso las consecuencias. En la piel, vamos a notar mucha sequedad, descamación. En los músculos y nervios, dolor, entumecimiento, atrofia. Y las articulaciones y huesos se secan, lo que produce, a largo plazo, artrosis, osteopenia u osteoporosis. Así es que, para prevenir todo eso, es importante realizarse Abhyanga.

Por otro lado, nuestra piel está llena de receptores propioceptivos, que son los que nos permiten experimentar el tacto. Estos receptores van a capar este masaje, este mimo, este abrazo, esta caricia hacia nosotras mismas. Y van a llevar esta información como impulso eléctrico, directo al cerebro, en la zona hipofisaria, liberando muchas de las hormonas del placer, las mismas que buscan elevar los antidepresivos. Es por esto por lo que este automasaje, hecho de manera consciente, es un antidepresivo natural.

Además de todo, vas a conectar con tu propio cuerpo. El ayurveda concibe al cuerpo como un vehículo que nos permite experimentar el mundo. Cuanto más cuidamos a este hermoso vehículo que tenemos, mejor experiencia perceptiva vamos a tener del mundo. 

Realizando este automasaje vas a lograr equilibrar de manera sencilla los 3 Doshas, elevando tu sistema inmune, desintoxicando tu cuerpo y tu mente. Te vas a sentir más empoderada, más bella, más brillante, radiante, eso es lo que genera el automasaje: sentirte radiante. Y vas a ver que los demás también lo van a notar.

Automasaje ayurvédico: ¿cómo realizarlo?

¿Cómo realizarlo? Que sea tu ritual.

Buscate un lugar cálido, podés encender velas, poner música, aromas. Podés tener tu toalla o ropa especial de Abhyanga, ya que generalmente queda con cierta fragancia a aceite y puede también mancharse.

El aceite tiene que estar tibio, esto es importante. Llená tus palmas de aceite y comenzá el masaje. Vas a comenzar por la coronilla, con los ojos cerrados y masajeás bien lento y profundo, con total conciencia. La presión que apliques depende mucho de tu preferencia: tiene que ser disfrutable y placentero.

Luego vas a la cara, desde el centro hacia afuera. Orejas. Luego bajás a las plantas de los pies, masajealas bien. Subí por las piernas. Todo lo que es hueso largo como las piernas, muslos antebrazos y brazos lo hacés con movimiento lineal ascendente. Y todo lo que es articulaciones, lo realizás en circular. Masajeá también tus genitales. Abdomen, idealmente en circular siguiendo el movimiento de del sistema digestivo, de derecha a izquierda, como las agujas del reloj.

En la zona cardíaca hacelo con mayor suavidad. Masajeá tus pechos, zona clavicular, hombros. En las palmas de las manos también quedate un tiempo extra. Y, por último, el cuello lo masajeás de arriba hacia abajo.

Si algún día estás con poco tiempo, podés realizarte el masaje exprés, como yo lo llamo, que incluye coronilla, palmas y plantas. 

El aceite te lo vas a dejar colocado un rato, y lo ideal es que se mantenga cálido. Por lo que podés realizar alguna actividad, caminar, hacer sentadillas, bailar, barrer la casa o ir al gimnasio. 

Luego tomás un baño.

¿Qué aceites se recomiendan?

El ayurveda concibe que todo lo que te colocás en la piel se absorbe como cualquier alimento que comas, por eso se recomienda usar productos libres de parabenos y sulfatos. Lo más naturales posibles. Incluso para realizar Abhyanga se recomienda utilizar aceites de primera prensión en frio, y en lo posible orgánicos o libres de agrotóxicos.

¿Qué aceites se recomiendan? Según en que etapa del año en que nos encontremos y cuál sea tu Dosha predominante. Pero para simplificarlo podés usar en los días más fríos del año aceites calentantes como sésamo u oliva. Y en los meses más cálidos, aceite enfriante, como el de coco.

Si tenés piel de características Vata, muy seca, con tendencia a descamarse, utilizá los calentantes. Si tu piel es más de características Pitta, sensible, con tendencia a marcarse con dermografismo, rosácea, usá aceite de coco. Y si tenés una piel con muchas características de Kapha, oleosa en extremo, con tendencia a fijarse a planos de tejido celular subcutáneo, realízate el masaje en seco.

¿Cuándo hacerlo y cuándo no?

¿Quién no puede hacerlo, o cuándo no se recomienda realizarlo? Si te encontrás atravesando algún proceso de purificación como la menstruación, la fiebre, un détox. O si tenés alguna lesión activa en la piel.

En embarazadas es muy beneficioso, pero siempre consúltalo con tu médica de cabecera. 

Recordá que, como todo, por cuanto más tiempo lo realices, mayores serán los benéficos. 

Que tengas una hermosa experiencia.

Por Yésica García, gentileza para OHLALÁ! Yesi es médica, experta en medicina ayurveda. En IG: @drayesicagarcia

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

10 cosas que tenés que saber sobre el HPV

10 cosas que tenés que saber sobre el HPV


por Ayelén Iñigo
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.