Newsletter
Newsletter
 • Salud

Día Mundial del Cáncer de Cuello de Útero: cuáles son los síntomas y tratamientos

Es indispensable para prevenir efectuarse el test del Virus de Papiloma Humano (HPV) o el Papanicolaou (PAP). Qué es esta enfermedad y cuáles son sus riesgos.


Cáncer de cuello de útero: cómo prevenirlo.

Cáncer de cuello de útero: cómo prevenirlo. - Créditos: Getty



El cáncer de cuello uterino es una enfermedad causada por el crecimiento descontrolado de las células del cuello del útero. La infección prolongada sin tratar por algunos subtipos del Virus del Papiloma Humano (VPH) son las causantes del 95% de los casos de este tipo de cáncer, la cuarta causa más frecuente de cáncer en la mujer. Sin embargo, se trata de una enfermedad que detectada a tiempo y tratada adecuadamente, se puede prevenir y también curar.

En el Día Mundial del Cáncer del Cuello de Útero acercamos conceptos y herramientas para neutralizar esta enfermedad.

“El cáncer del cuello uterino es una enfermedad casi completamente prevenible. El culpable de este cáncer es un virus llamado VPH, una infección que casi todos quienes somos sexualmente activos, hemos contraído o vamos a contraer en algún momento de nuestras vidas y que, generalmente, nuestro sistema inmune resolverá”, explicó el doctor Andrés Humphreys, jefe de la sección de Patología del Tracto Genital Inferior del servicio de Ginecología del Hospital Británico de Buenos Aires.

La médica Valeria El Haj explica: “La alteración de las células es causada por algunos tipos de VPH (Virus de Papiloma Humano). Este virus afecta tanto a varones como a mujeres y se transmite por contacto sexual” y agrega que, “se estima que 8 de cada 10 personas lo tendrán en algún momento de sus vidas. En la mayoría de los casos, el virus desaparece sin causar síntomas”.

La especialista, directora médica nacional de OSPEDYC, agrega que el tiempo estimado desde que se produce una lesión hasta que se desarrolla un cáncer en el cuello del útero es entre 10 y 20 años. Por este motivo, al igual que su colega enfatiza que el cáncer de cuello de útero es una enfermedad altamente prevenible.

Cáncer de útero: factores de riesgo

Valeria El Haj explica que, dentro de los factores de riesgo, se destacan algunos factores que incrementan la exposición al VPH como:

  • Ser sexualmente activo a una edad temprana (menores de 18 años)
  • No utilizar barreras de protección.

“Un factor de riesgo no menor es el tabaquismo. Las mujeres que fuman tienen el doble de probabilidades de padecer cáncer de cuello uterino en comparación con las no fumadoras”, detalla la doctora.

¿Cómo prevenirlo?

Con el objetivo de reducir en un 80% la incidencia y mortalidad de esta enfermedad, se realizan pruebas, como el PAP (Prueba de Papanicolau), que permiten detectar la presencia del HPV y la alteración de las células. También se recomienda que la mayoría de las mujeres se hagan los exámenes de detección de forma periódica, según indicación de su médico, con la guía general de PAP y colposcopia anual a partir de su primera relación sexual hasta los 65 años, con controles periódicos posteriores.

Otro método de prevención es la vacunación. En Argentina, la vacuna es gratuita y obligatoria para los niños y las niñas de 11 años. Consta de dos dosis separadas que se aplican con un intervalo mínimo de 6 meses. El Calendario Nacional de Vacunación establece que todas las niñas nacidas después del 2000 y todos los varones nacidos después del 2006 deben recibir la vacuna a los 11 años, con el fin de prevenir esta enfermedad.

“Es fundamental profundizar las acciones de concientización y brindar información sobre la importancia de realizarse controles ginecológicos periódicos, ya que el cáncer de cuello uterino tiene cura si se diagnostica en una etapa temprana y se trata de inmediato. Por este motivo es importante hacer foco en la prevención para evitar llegar a la enfermedad”, refiere.

¿Para quiénes se recomienda la vacuna?

- Niños y adultos de 9 a 26 años. En general se recomienda la vacunación contra el VPH a los 11 o 12 años. Sin embargo, es posible iniciar la vacunación a partir de los 9. En el caso de las personas que no se vacunaron de forma satisfactoria, se recomienda la vacunación contra el VPH hasta los 26 años.

- Adultos de 27 a 45 años. Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó el uso de la vacuna contra el VPH en personas de hasta 45 años, se recomienda que todos los adultos de ese rango etario consulten con su medico antes de aplicársela.

- ⁠Mujeres embarazadas: deben esperar hasta después del embarazo para recibir la vacuna, pero no es necesario hacerse una prueba de embarazo antes de vacunarse. No hay pruebas de que la vacunación afecte a las mujeres embarazadas ni que dañe al feto.

La vacunación: clave para erradicar este cáncer

Los expertos consultados coinciden en señalar a la vacuna como la mejor manera de atacar este cáncer. Según un estudio de Public Health Scotland (PHS), en colaboración con las Universidades de Strathclyde y Edimburgo, no se han detectado casos de cáncer de cuello uterino en mujeres completamente vacunadas después de la inmunización contra el virus del papiloma humano (VPH) a los 12 o 13 años desde que el programa comenzó en Escocia en 2008.

Publicado en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer, el mismo concluye que la vacuna contra el VPH es muy eficaz para prevenir el desarrollo del cáncer de cuello uterino.

En el caso de Escocia, la vacuna contra el VPH se ofrece como inmunización de rutina a través de programas escolares a todos los alumnos de su primer año de escuela secundaria. Ayuda a proteger tanto a niños como a niñas de otros cánceres relacionados con el VPH en el futuro, como los cánceres de cabeza, cuello y anogenitales, así como las verrugas genitales.

La médica Kirsty Roy, consultora en protección de la salud, PHS y coautora de este alentador estudio, declaró a la prensa: “Este estudio involucra a todas las mujeres de Escocia que son elegibles para el programa de detección del cáncer de cuello uterino y demuestra el impacto de la vacuna contra el VPH en la prevención del cáncer de cuello uterino. Muestra cuán efectiva es la vacuna contra el VPH, ya que hasta la fecha no ha habido casos de cáncer de cuello uterino en mujeres completamente vacunadas que recibieron su primera dosis a los 12-13 años”.

 

Por su parte, la ministra de Salud Pública, Jenni Minto, expresó al respecto: “Acogemos con satisfacción los hallazgos de este informe que muestra que hasta la fecha no se han detectado casos de cáncer de cuello uterino en mujeres completamente vacunadas que recibieron su primera dosis a los 12 y 13 años. El programa de vacuna contra el VPH está teniendo un gran impacto en la prevención de estos cánceres en quienes han sido vacunados. La vacunación y los exámenes de detección siguen siendo las formas más efectivas de prevenir y detectar el cáncer de cuello uterino y alentaría a las personas elegibles a que se presenten para recibir la vacuna o asistir a las citas de detección".

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dosis de la vacuna contra el VPH ofrece protección suficiente contra el cáncer de cuello uterino, lo que significa que podemos llegar a más niñas con la misma cantidad de vacunas. Un régimen de una sola dosis, que el Reino Unido adoptó el año pasado y en Argentina también se adoptó, simplifica la administración, reduce los costos y alivia la presión sobre nuestros sistemas de salud.

 

Los avances contra el cáncer de cuello uterino son un hecho: herramientas mejoradas para la detección y el tratamiento, pilares clave de la Estrategia Mundial para Eliminar el Cáncer de Cuello Uterino de la OMS. los nuevos métodos, como las pruebas de VPH de automuestreo, pueden ayudar a las mujeres en entornos de escasos recursos o a las que viven en áreas remotas a garantizar que el cáncer se detecte lo suficientemente temprano como para ser tratado en clínicas de salud locales, en lugar de hospitales o centros de tratamiento especializados.

Los expertos señalan que aún queda mucho trabajo por hacer, sobre todo en los países de ingresos bajos y medianos. Aproximadamente el 90 por ciento de las muertes por cáncer de cuello uterino ocurren en países de ingresos bajos y medianos, con la mayor carga en África y América Latina.

Es en estas regiones, entre las que se encuentra nuetsro país, que más de 100.000 mujeres mueren cada año por cáncer de cuello uterino. Las mujeres que viven con VPH tienen seis veces más probabilidades de desarrollar cáncer de cuello uterino que otras mujeres. En muchos de estos países, las mujeres no tienen acceso a opciones de prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y cuidados paliativos que están mayormente disponibles en los países de ingresos altos.

Los especialistas coinciden en que ampliar los programas de vacunación contra el VPH y garantizar que las mujeres tengan acceso a pruebas y tratamientos eficaces están entre las principales formas de terminar con este problema de salud pública.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Sisifemia: en qué consiste este nuevo trastorno laboral

Sisifemia: en qué consiste este nuevo trastorno laboral

tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.