Newsletter
Newsletter
 • SQUAD

Premios Oscar 2024: ¿nos siguen importando o es algo vintage que la industria no quiere soltar?

Muy cerquita de la próxima ceremonia de los Premios Oscar, analizamos la validez de este premio histórico que durante muchísimos años marcó el ritmo de la industria del entretenimiento.


La 96.ª edición de los Premios Oscar se entrega este domingo 10 de marzo.

La 96.ª edición de los Premios Oscar se entrega este domingo 10 de marzo.



Este domingo 10 de marzo se entrega la 96.ª edición de los Premios Oscar que, junto a los BAFTA, se consideran los premios más importantes de la industria cinematográfica. Con un año verdaderamente excepcional en tanto a los nominados y realmente muy pocas polémicas entre los nombres que quedaron afuera, hoy más que nunca tenemos que preguntarnos: ¿estos premios siguen haciendo sentido o es un vintage que la industria se niega a dejar atrás.

Premios Oscar frente a un mundo que cambió para siempre

Con 13 nominaciones, Oppenheimer es la gran favorita de los Oscar.

Con 13 nominaciones, Oppenheimer es la gran favorita de los Oscar. - Créditos: Universal Pictures

Mientras que las expectativas para la ceremonia de 2024 son altísimas y se proyecta que va a ser la más vista de los últimos 10 años (mucho, por el fenómeno de Barbenheimer), la realidad venía siendo otra completamente diferente: los números de audiencia bajaban sin parar y el interés del público en general estaba decreciendo.

Algo que desde el análisis se puede explicar con varias hipótesis. La primera es que con el boom de las plataformas de streaming las películas más vistas y comentadas muchas veces no fueron las que se vieron en la pantalla grande y, por ende, gran parte de las nominadas no habían hecho una fuerte conexión con los espectadores promedio.

La segunda es el elemento vintage de este tipo de ceremonia en donde al glamour de las celebrities está algo desgastado y -en un mundo de absoluta crisis- a cuántas personas puede interesarle una fiesta de millonarios para millonarios. Si a eso le sumamos cierta mirada antigua sobre las categorías, la falta de representación y de diversidad entre los nominados y cómo los premios siguen minimizando ciertos géneros o formatos (como es la ciencia ficción, la fantasía, las aventuras épicas o la animación), el concepto de vintage se transforma en -simplemente- algo anticuado. Como ese tío que sigue haciendo chistes fuera de lugar en la mesa navideña.

La tercera, y para mí, la más importante, es el creciente descreimiento alrededor de los Premios Oscar y de las premiaciones en general. Cuando se entendió la lógica detrás de las películas, actores y directores nominados y ganadores, se empezó a solidificar una desilusión y falta de expectativa muy grande. Las películas basadas en historias reales, los actores que pasaron por una gran transformación corporal, los premios que compensaban faltas históricas (sí, el Oscar de Leo Di Caprio es uno de esos), los ganadores por correccionismo político o la falta de representación de la diversidad; fueron los hilos que cada vez más se hicieron visibles y quienes miraban con pasión la ceremonia cayeron muy fácil en darse cuenta que sus favoritos no iban a ganar y que esta estatuilla tenía muy poco que ver con "premiar a los mejores".

Pero no solo se trata de lo vintage o lo políticamente correcto, sino que también las fuertes campañas de marketing creadas por los estudios de cine se hicieron tan obscenas que -más allá de los jurados- generó un agotamiento muy fuerte entre los amantes del cine que son, sin lugar a dudas, los primeros espectadores de este tipo de ceremonia. Cuando la burbuja de la magia se rompe y el negocio queda tan a la vista demostrando que todo es una cuestión de cuánta plata el estudio invirtió en su campaña para los Premios Oscar: ¿por qué mirarías una ceremonia de casi 5 horas en la que -seguramente- ya sabes que no se va a premiar a lo mejor de la industria? Lo que haces es mirar la lista de ganadores al otro día, enojarte con algunos de los ganadores y seguir como si nada hubiese pasado.

Las particularidades de los Premios Oscar 2024

Barbie es otra de las grandes nominadas en los Premios Oscar 2024.

Barbie es otra de las grandes nominadas en los Premios Oscar 2024. - Créditos: Warner Bros.

Cuando era chica e iba al cine con mi abuela, siempre nos parábamos frente a los afiches de la película que íbamos a ver y me acuerdo de ella diciéndome: "Mirá la cantidad de nominaciones a los Premios Oscar, debe ser buena". Algo que, en esa época, todos pensábamos pero que está muy alejado de lo que hoy significa este premio. Sin lugar a dudas un enorme logro al que muchos actores y directores quieren llegar, el público está en otro mood totalmente diferente y quizá signifique que esta fiesta del cine vuelva a ser lo que Meryl Streep contó ya mil veces sobre cómo eran las entregas hace muchos años: "una cena tranquila en un hotel que ni siquiera se transmitía".

Pero aunque quizá tardemos unos cuantos años hasta ver eso, es inevitable hoy estar celebrando a los nominados de los Premios Oscar 2024. Con una lista a la que realmente hay pocas cosas que criticarle (es decir, todos extrañamos a Hojas de otoño y nos preguntamos qué hace el Maestro ahí... pero lo entendemos), también vemos cierto inicio de cambio en donde las listas disfrutan de algo más de diversidad. Sobre todo cuando entendemos cosas como el poco fan service que se hizo con, por ejemplo, Barbie: regalando nominaciones para actor secundario, la lista de actrices principales es tan espectacular y justa que sería una locura no entender por qué Margot Robbie no fue elegida.

Sin embargo, para mí el asunto siempre está en las pequeñas películas. Con Past Lives y Perfect Days, con Anatomía de una caídaZona de interés, con la nominación mágica de El niño y la garza es donde realmente veo una intención real de poder renovar a los Premios Oscar y convertirse en una representación mucho más real de lo que está pasando en la industria del cine actual.

Si querés ver los Premios Oscar 2024 esto es lo que tenés que saber: se celebran el domingo 10 de marzo de 2024, en Los Ángeles. En Argentina será transmitido en MAX y también se podrá ver por TNT a partir de las 20:00 (Argentina).

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia

Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia


por Florencia Salort

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.