Newsletter
Newsletter
 • Salud

El colágeno puede ayudarte a cuidar las articulaciones: cómo incorporarlo a tu rutina

La importancia de consumir colágeno para fortalecer el organismo después de hacer actividad física se vuelve tendencia entre hombres y mujeres de más de 30 años.


Colágeno: ¿por qué es importante si realizás actividad física?

Colágeno: ¿por qué es importante si realizás actividad física? - Créditos: Getty



Sabemos que el deporte es esencial para que el ser humano se mantenga sano. Es por eso que quienes lo realizan con frecuencia se interesan por los compuestos naturales con el fin de impedir el deterioro del cuerpo que genera la intensa actividad.

En este sentido, el colágeno tiene un papel clave, ya que es una proteína que fabrica el propio organismo y se encuentra en la piel, los cartílagos, tendones, huesos y órganos internos. A su vez, brinda soporte al cuerpo, proporcionando estructura y consistencia, aporta firmeza y elasticidad a la piel, protege los tejidos y órganos, y apoya al sistema locomotor en la creación y control de los movimientos.

 

Existen dos factores que afectan la pérdida de colágeno en nuestro cuerpo: si se practica deporte en exceso y la edad. Por lo tanto, si no somos prudentes en algunos aspectos relacionados con la actividad física realizada, como la posibilidad de lesiones y el desgaste prematuro de las articulaciones, se reducirán nuestros niveles normales de colágeno en el cuerpo.

En este último tiempo, tanto los hombres como las mujeres que realizan deporte diariamente, comenzaron a tomar conciencia en este último tiempo acerca de los beneficios reales que aporta el colágeno a la hora de realizar actividad física ya que previene lesiones deportivas y reduce el tiempo de recuperación. 

Beneficios del colágeno para las articulaciones

  • Disminuye el dolor óseo y articular.

  • Mejora la resistencia y fortaleza de las articulaciones y los huesos.

  • Repara y regenera la estructura de los ligamentos, tendones, articulaciones y huesos.

La doctora Andrea Rey, médica dermatóloga asesora de Fine, explica: “A partir de los 25 años, como parte del proceso natural de envejecimiento, nuestro cuerpo comienza lentamente a disminuir la síntesis de colágeno y elastina. Una alternativa para contrarrestar este aumento de degradación del propio colágeno y la disminución de su síntesis es aumentar los aportes dietarios que sean necesarios para ello. Esto lo conseguimos mejorando nuestra alimentación y, de forma complementaria, podemos recurrir a suplementos que favorezcan el aumento de su concentración”.

Debido a que el colágeno es una molécula compleja solo se puede encontrar en los alimentos de origen animal, pero todas las proteínas (también las vegetales) se descomponen al ser digeridas liberando todos sus aminoácidos, es por esto que el cuerpo puede obtener los nutrientes necesarios para la formación de colágeno de algunos alimentos tales como las carnes magras, pescados, caldos, huevos, lácteos, legumbres, frutos secos y los alimentos con alto contenido en vitamina C, entre otros.

De todas maneras, si bien consumir alimentos que contengan colágeno es muy beneficioso para el organismo, la suplementación del mismo es esencial ya que es difícil consumir de forma natural los gramos que se recomiendan por día. 

3 consejos para quienes entrenan

- Alimentación saludable: es importante tomar conciencia de lo que implican los alimentos para el organismo, es recomendable tener una dieta balanceada e incorporar alimentos tales como las semillas y nueces, aceite de oliva, frutos rojos, té verde, animarse a los vegetales tales como el brócoli, repollo, repollitos de bruselas y frutas. 

- Brindarle importancia a la elongación o el stretching como parte fundamental del entrenamiento. Un buen consejo es agregar una rutina separada y cumplirla al menos una vez por semana al ejercicio para generar un hábito y brindarle mayor atención a la elongación en particular y además puede servir para lograr los objetivos de flexibilidad.  

- Suplementar las vitaminas y el colágeno: es importante asesorarse con un médico para hacerse chequeos e incorporar a través de los suplementos las vitaminas y minerales que nos están faltando.

En conclusión, es importante que a partir de los 30 años y más aún para quienes realicen actividad física tomen suplementos de colágeno todos los días. Sin embargo, es clave que los mismos se combinen con un estilo de vida saludable ya que los suplementos son útiles siempre y cuando se consuman a lo largo del tiempo y de manera sostenida.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Esto es lo que tenés que observar de tus lunares para detectar lesiones sospechosas

Esto es lo que tenés que observar de tus lunares para detectar lesiones sospechosas


por Jimena Barrionuevo
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.